ÍNDICE

A los milicianos muertos

A unos labios sin amor

Beso

Ocaso

Los locos

Gato negro en el paseo de las Delicias

Pretéritos

A los milicianos muertos

¡Oh, cómo viven en mí

todos los míos que murieron!

¡Oh, cómo sangran mi alma

 oh, cómo siento en mis dedos

 la venganza de su muerte,

 la voz de sus labios secos!

¡Cómo siento yo en mi vida

la vida de todos ellos!

Sangre del pueblo mamé,

 sangre que la llevo dentro, :

 y no me la matan, no,

ni las balas, ni el acero,

ni la acobardan los látigos,

ni me la secan los fuegos,

que mi sangre no es mI sangre,

mi sangre es de todo un pueblo;

que es mi sangre roja, roja,

y mis padres dos obreros.

 Nació mi puño cerrado

 y con él cerrado muero.

Yo tengo en mis ojos, vivos,

a los míos que murieron,

y son carne de mi carne;

yo soy vida de mis muertos.

¡Que los fusiles fascistas

no puedan dejarme ciego!

¡Que mientras yo tenga ojos,

que mientras yo tenga pecho,

 estarán viviendo en mí

corazones en silencio!

¡Ay, cómo os tengo en mi frente,

allá muy dentro, muy dentro,

a todos los que dejasteis

la vida por nuestro pueblo!

(Romancero General de la guerra de España)

 

PULSA EN CADA AUTOR PARA LEER POEMAS SITUADOS EN LA GUERRA CIVIL

ANTONIO MACHADO

LEON FELIPE

CÉSAR VALLEJO

VICENTE ALEIXANDRE

RAFAEL ALBERTI

MAX AUB

PABLO NERUDA

MANUEL ALTOLAGUIRRE

MIGUEL HERNÁNDEZ

JOSÉ HIERRO

CARLOS ÁLVAREZ

índice

 

A UNOS LABIOS SIN AMOR
¿Para qué tanto fuego y tanta loca
plenitud de color y lozanía,
si tan sólo tenéis por compañía
la soledad de vuestra misma boca?

Buscasteis el amor y se hizo roca.
¿Para quién esa llama, esa porfía,
si vuestra roja y prieta valentía
al aire más ajeno desemboca?

Esa vibrante luz desordenada,
tras la doliente piel en la que brilla
se quedará en sí misma sepultada.

O ha de quedarse pálida, amarilla,
desmayándose lenta, calcinada,
y soñando el amor desde su orilla.

(El corazón y la tierra, 1946)

*****************

 BESO
Mi sangre se me puebla de un ardor inefable
y en las manos me laten incomprensibles pájaros,
altas nubes oscuras, atormentados mares,
cuando acerco a tus sienes rumorosas mis labios.

Todo mi ser se inunda de infinito y hondura,
me fundo con el cielo, con la luz, con los campos,
y las piedras inertes y el arroyo tranquilo
se me acercan y tiemblan, venturosos y humanos.

¿Qué misterio celeste entre tus venas fluye?
¿Qué Dios omnipotente me llama entre tus labios?
¿Qué mares increíbles me llevan poderosos
entre adelfas y estrellas, entre nubes y astros?

Arrebatado, enorme, como huracán perdido,
mi corazón se evade y va hacia ti sangrando.
¡Ay, corazón herido de pasión y locura,
pájaro sordo, inmenso, que va ciego volando!

PULSA EN CADA AUTOR PARA VER SU DESCRIPCIÓN DEL BESO:

 LUIS DE GÓNGORA

BÉCQUER

ROSALÍA DE CASTRO

CERNUDA

ALEIXANDRE

JORGE GUILLÉN

PEDRO SALINAS

MIGUEL HERNÁNDEZ

JUANA DE IAABABOUROU

CABALLERO BONALD

LUIS ANTONIO DE VILLENA

índice

OCASO

Yo estaba junto a ti. Calladamente

se abrasaba el paisaje en el ocaso

y era de fuego el corazón del mundo

en el silencio cálido del campo.

Un no sé qué secreto, sordo, ciego,

me colmaba de amor; yo, ensimismado,

estaba fijo en ti, no comprendiendo

el profundo misterio de tus labios..

Puse mi boca en su insistencia pura

con un temblor casi de luz, de pájaro,

y vi el paisaje convertido en ala

y arder mi frente contra el cielo alto.

¡Ay, locura de amor!, ya todo estaba

en vuelo y en caricia transformado...

Todo era bello, venturoso, abierto...

y el aire ya tornose casi humano...

(El corazón y la tierra, 1946)

PULSA EN CADA POETA PARA LEER SU TEORÍA AMOROSA:

POESíA ANDALUSÍ

ARCIPRESTE DE HITA

JORGE MANRIQUE

GARCILASO

LOPE DE VEGA

QUEVEDO

BÉCQUER

RUBÉN  DARÍO

GABRIELA MISTRAL

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

VICENTE ALEIXANDRE

 LUIS CERNUDA

PABLO NERUDA

MANUEL ALTOLAGUIRRE

ANTONIO GAMONEDA

CARLOS ÁLVAREZ

CARLOS MARTÍNEZ AGUIRRE

índice

LOS LOCOS

Mirad los locos, altos como ramas,

llenos de inmensidad y poderío;

miradlos altos, cual soberbias llamas,

amenazando al cielo con su brío.

Como harapos ardientes y violentos

aparecen sus delirios y su anhelo.

Vedlos chocar su pecho con los vientos,

pobres guiñapos locos junto al cielo.

¡Ay , qué locura de abrasado vino

arde en su honda y más profunda vena!

Y van raudos, tenaces, sin destino,

hijos del cielo, ciegos en la arena.

(Los desterrados, 1947)

PULSA EN CADA ESCRITOR PARE VER POEMAS RELACIONADOS CON LA LOCURA:

ANTONIO MACHADO
LEOPOLDO MARíA PANERO

 

índice

GATO NEGRO EN EL PASEO DE LAS DELICIAS

Es hermoso este gato de color de paraguas

mojado por la lluvia.

Miro su desamparo en medio de la calle,

miro su islita negra de terror y de asombro.

Podría tocar la noche y su silencio

si acercase mi mano a su congoja,

sentir entre mis dedos la esperanza de alguien

o quizás a Dios mismo

clamando en este gato,

en este miedo oscuro,

en este gran olvido de los hombres.

(Prado de serpientes, 1982)

PULSA AQUÍ PARA LEER UN POEMA DE GERARDO DIEGO DEDICADO A UN GATO

 

índice

PRETÉRITOS

Existieron palabras

que ya nadie pronuncia,

silábicos latidos,

floraciones sonoras

del concepto,

alas del pensamiento.

Perdida la materia

que nombraron,

perdidos los oficios,

las costumbres,

quedaron sin presente,

fueron oscuramente

arrojadas del tiempo.

Yertas en los diccionarios,

quedaron desangradas,

deshabitadas, solas,

muertas ya para siempre

en las desolaciones

de los viejos pretéritos.

(La palabra, poemas inéditos)

 

índice

ir al índice general (web actualizada)