José Martí

índice

Sueño despierto
Yo soy un hombre sincero
Si ves un monte de espumas
Por tus ojos encendidos
Cultivo una rosa blanca
Primera Brigada

ir al índice general (web actualizada)

 

SUEÑO DESPIERTO

Yo sueño con los ojos
abiertos, y de día
y noche siempre sueño.
Y sobre las espumas
del ancho mar revuelto,
y por las crespas
arenas del desierto,
y del león pujante,
monarca de mi pecho,
montado alegremente
sobre el sumiso cuello,
¡
un niño que me llama
flotando siempre veo!

(Ismaelillo)

PULSA EN CADA AUTOR PARA LEER POEMA SOBRE SUEÑOS:

ROMANCE ANÓNIMO    JUAN BOSCÁN    FERNANDO DE HERRERA  

 LUPERCIO ARGENSOLA   G. ADOLFO BÉCQUER     JUAN RAMÓN JIMÉNEZ    ANTONIO MACHADO  GERARDO DIEGO      ÁNGEL GONZÁLEZ

 

ir al índice

YO SOY UN HOMBRE SINCERO...

Yo soy un hombre sincero
de donde crece la palma,
 yantes de morirme quiero
echar mis versos del alma.

   Yo vengo de todas partes,
y hacia todas partes voy:
arte soy entre las artes,
en los montes, monte soy.

   Yo sé los nombres extraños
de las yerbas y las flores,
y de mortales engaños,
Y de sublimes dolores.

   Yo he visto en la noche oscura
llover sobre mi cabeza
los rayos de lumbre pura
de la divina belleza.

   Alas nacer vi en los hombros
de las mujeres hermosas:
y salir de los escombros,
volando las mariposas.

   He visto vivir a un hombre
con el puñal al costado,
sin decir jamás el nombre
de aquella que lo ha matado.

   Rápida, como un reflejo,
dos veces vi el alma, dos:
cuando murió el pobre viejo,
cuando ella me dijo adiós.

   Temblé una vez —en la reja,
a la entrada de la viña,—
cuando la bárbara abeja
picó en la frente a mi niña.

   Gocé una vez, de tal suerte
que gocé cual nunca: cuando
la sentencia de mi muerte
leyó el alcalde llorando.

   Oigo un suspiro, a través
de las tierras y la mar,
y no es un suspiro, es
que mi hijo va a despertar.

   Si dicen que del joyero
tome la joya mejor,
tomo a un amigo sincero
y pongo a un lado el amor.

   Yo he visto al águila herida
volar al azul sereno,
y morir en su guarida
la víbora del veneno.

   Yo sé bien que cuando el mundo
cede, lívido, al descanso,
sobre el silencio profundo
murmura el arroyo manso.

   Yo he puesto la mano osada,
de horror y júbilo yerta,
sobre la estrella apagada
que cayó frente a mi puerta.

   Oculto en mi pecho bravo
la pena que me lo hiere:
vive por él, calla y muere.

   Todo es hermoso y constante,
todo es música y razón,
y todo, como el diamante,
antes que luz es carbón.

   Yo sé que el necio se entierra
con gran lujo y con gran llanto.
Y que no hay fruta en la tierra
como la del camposanto.

   Callo, y entiendo, y me quito
la pompa del rimador:
cuelgo de un árbol marchito
mi muceta de doctor.

(Versos sencillos)

ir al índice

SI VES UN MONTE DE ESPUMAS...

Si ves un monte de espumas,
es mi verso lo que ves,
Mi verso es un monte, y es
un abanico de plumas.

   Mi verso es como un puñal
que por el puño echa flor:
mi verso es un surtidor
que da un agua de coral.

   Mi verso es de un verde claro
y de un carmín encendido:
mi verso es un ciervo herido
que busca en el monte amparo.

   Mi verso al valiente agrada:
mi verso, breve y sincero,
Es del vigor del acero
conque se funde la espada.

(Versos sencillos)

ir al índice

POR TUS OJOS ENCENDIDOS...

Por tus ojos encendidos
y lo mal puesto de un broche,
pensé que estuviste anoche
jugando a juegos prohibidos.

   Te odié por vil y alevosa:
te odié con odio de muerte:
náusea me daba de verte
tan villana y tan hermosa.

   Y por la esquela que vi
sin saber cómo ni cuándo,
sé que estuviste llorando
toda la noche por mí.

(Versos sencillos)

ir al índice

Cultivo una rosa blanca

Cultivo una rosa blanca
en junio como en enero,
para el amigo sincero,
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo,
cultivo una rosa blanca

ir al índice

PRIMERA BRIGADA-113

Mírame, madre, y por tu amor no llores:
si esclavo de mi edad y mis doctrinas,
Tu mártir corazón llené de espinas,
piensa que nacen entre espinas flores.

Presidio, 28 de agosto de 1870

(Este poema es una dedicatoria que Martí inscribió

para su madre en una fotografía con el traje de presidiario,

con grillos al pie, cuando fue destinado a la I Brigada con el número 113.)

A FERMIN VALDÉS DOMÍNGUEZ

Hermano de dolor, no mires nunca
en mí al esclavo que cobarde llora;
ve la imagen robusta de mi alma
y la página bella de mi historia.

Presidio, 28 de agosto de 1870

Dedicatoria en el retrato de presidiario que Martí

envió a su amigo preso en la Cabaña.

 

PULSA EN CADA NOMBRE PARA LEER POEMAS RELACIONADOS CON PRESOS O CONDENADOS:

  ROMANCE ANÓNIMO     CERVANTES    GÓNGORA    TIRSO DE MOLINA     ESPRONCEDA     ROS DE OLANO    VALLE INCLÁN   ANTONIO MACHADO  LEÓN FELIPE

 DIEGO SAN JOSÉ JORGE GUILLÉN  MIGUEL HERNÁNDEZ     JOSÉ LUIS GALLEGO  

 MARCOS ANA     JOSÉ HIERRO      MARÍA BENEYTO     ALFONSO SASTR CARLOS ÁLVAREZ

      VÁZQUEZ MONTALBÁN     GABRIEL CELAYA   LEOPOLDO MARÍA PANERO

ir al índice

ir al índice general (web actualizada)