Juan Boscán

índice

El ruiseñor que pierde sus hijuelos

Dulce soñar y dulce congojarme

Soy como aquel que vive en el desierto

ir al índice general (web actualizada)

  EL RUISEÑOR QUE PIERDE SUS HIJUELOS

 Cual suele el ruiseñor entre las sombras

de las hojas del olmo o de la haya

la pérdida llorar de sus hijuelos,

a los cuales sin plumas aleando

el duro labrador tomó del nido;

llora la triste pajarilla entonces

la noche entera sin descanso alguno,

y desde allí, do está puesta en su ramo,

renovando su llanto dolorido,

de sus querellas hincha todo el campo

ir al índice

 

 Dulce soñar y dulce congojarme,

cuando estaba soñando que soñaba;

dulce gozar con lo que me engañaba,

si un poco más durara el engañarme;

 dulce no estar en mí, que figurarme

podía cuanto bien yo deseaba;

dulce placer, aunque me importunaba

que alguna vez llegaba a despertarme:

 ¡oh sueño, cuánto más leve y sabroso

me fueras si vinieras tan pesado

que asentaras en mí con más reposo!

 Durmiendo, en fin, fui bienaventurado,

y es justo en la mentira ser dichoso

quien siempre en la verdad fue desdichado

PULSA EN CADA AUTOR PARA LEER POEMA SOBRE SUEÑOS:

ROMANCE ANÓNIMO       FERNANDO DE HERRERA    LUPERCIO ARGENSOLA

G. ADOLFO BÉCQUER    JOSÉ MARTÍ    JUAN RAMÓN JIMÉNEZ    ANTONIO MACHADO

GERARDO DIEGO      ÁNGEL GONZÁLEZ

 

ir al índice

Soy como aquel que vive en el desierto,

del mundo y de sus cosas olvidado,

y a descuido veis donde le ha llegado

un gran amigo, al cual tuvo por muerto.

 Teme luego de un caso tan incierto;

pero, después que bien se ha segurado,

comienza a holgar pensando en lo pasado,

con nuevos sentimientos muy despierto.

 Mas cuando ya este amigo se le parte,

al cual partirse presto le conviene,

la soledad empieza a selle nueva;

 con las hierbas del monte no se aviene,

para el yermo le falta toda el arte,

y tiembla cada vez que entra en su cueva

 

ir al índice

ir al índice general (web actualizada)