Control de la cámara de vídeo

Exposición de la cámara. Iris.


La exposición es el control de la cantidad de luz que permitimos que atraviese el objetivo e incida sobre la película, el tubo de cámara o el CCD. El mecanismo que permite regular la entrada de luz por el centro del objetivo es el IRIS o diafragma. El iris está calibrado en números f, que definen puntos de apertura standarizados, y representan la relación entre la distancia focal y el diámetro de apertura efectiva del mismo iris expresada en mm. Siguiendo esta relación, un número alto corresponderá a una mínima abertura  y un número bajo a una abertura mayor. De este modo cuanto más bajo sea el número más abierto estará el diafragma y más luminosa se grabará la escena. La relación entre las diversas aberturas o diafragmas responde a un ajuste previo de modo que cada nuevo paso permite duplicar o reducir la cantidad de luz que atraviesa el objetivo al doble del anterior.  La escala de números f sigue de la forma siguiente:

1

1,4

2

2,8

4

5,6

8

11

16

22

C cerrado

En una cámara podemos tenemos tres formas distintas de ajustar el iris: automática, manual y de ajuste instantáneo.
-automática.- sería el modo de grabación más usual. El iris se ajusta automáticamente para adaptarse a los cambios de brillo de la escena. Para ello elegiríamos el conmutado en A.
-manual.- cuando buscamos ser nosotros los que controlamos la luz de la escena y dar un efecto especial, también cuando grabamos en condiciones  especiales como contrastes extremos y cielos muy brillantes. Para ello elegiríamos el conmutado en M.
-ajuste automático instantáneo.- un ajuste manual que realiza un automático provisional mientras lo mantenemos pulsado.
Algunas cámaras incluyen un conmutador que facilita la exposición según condiciones de luz estándar, puntual o contraluz.
Aperturas relativas

Patrón cebra

Si la cámara recibe un exceso de luz la imagen quedará sobre expuesta, si no recibe la luz suficiente quedará subexpuesta. Hay una forma de comprobar en la cámara si nuestra exposición es correcta. Lo podemos hacer activando el conmutador zebra que ya incluyen muchos modelos. Es un test que hacemos a la imagen que enfocamos para que la cámara nos diga si la luz es la correcta. Cuando lo tenemos activado veremos en el visor unas franjas diagonales en el caso de que la escena sea correcta o unos puntos cuando no lo está. 

 
Temperatura de color

Para que la luz llegue correctamente a la cámara, se utilizan varios filtros y uno de los más importantes son los FILTROS DE CORRECCION DE COLOR con los que la cámara se adapta a las condiciones de luz.
La luz esta compuesta por diferentes colores. La calidad de las diferentes fuentes de iluminación se llama TEMPERATURA COLOR y se caracteriza por el porcentaje de cada color que posea, sin embargo, como regla general el ojo se ajusta a esas diversas fuentes y apenas nos percatamos. No obstante en ocasiones uno de esos componentes cromáticos domina sobre los demás y así podemos distinguir el rojo del atardecer o el azul de un día frío. Pero esta capacidad que tiene el ojo para percibir cualquier fuente de luz como blanca no la tiene la cámara que sólo puede responder a una temperatura color cada vez que graba.
 Técnicamente se define la temperatura color como la temperatura a la que debemos calentar un cuerpo negro hasta que emita la misma luz que la fuente luminosa que intentamos medir. Pero es más fácil decir que la  temperatura color da nombre y valor al aspecto cromático más sobresaliente de la luz con la que ese momento trabajamos. Se trata de dar un nombre y un valor concreto, en kelvins, al tipo de luz con la que estamos grabando.
Cuanto más baja sea la temperatura color, más cálida y rica en tonos rojizos será la luz con la que trabajamos. Cuanto más alta sea la temperatura color, más fría y azulada será la luz con la que grabamos.
Si nuestra cámara tiene posibilidad de distintos filtros, cada uno de ellos corresponderá a la grabación en condiciones diferentes, exterior, luz día, interior, luz artificial etc.. y debemos cambiarlo cada vez que cambiamos de luz. En otras cámaras bien no existe esa posibilidad o los filtros van incluidos en las posiciones de exterior, interior que posee el menú.

Temperatura de color

Balance de blancos

Para describir a la cámara las condiciones de luz que tenemos en el momento de la grabación, además de ajustar el filtro necesitamos realizar lo que se llama BALANCE DE BLANCOS. Mediante el ajuste del balance de blancos conseguiremos que cualquier superficie blanca de la escena aparezca como tal con independencia de la luz que lo ilumina. Por ello cuando queremos grabar debemos definir a la cámara un blanco modelo bajo la luz sobre la que grabamos, sólo entonces se reproducirán correctamente el resto de tonalidades.
Puede que nuestra cámara no posea balance de blancos y por lo tanto este proceso se automatice o la cámara grabe con un trazado de blancos automático o bien nos de la oportunidad de elegir entre la opción exterior o interior. En el mejor de los casos nos dará la posibilidad de realizar un balance de blancos que deberemos realizar siempre que las condiciones de luz cambien.

Controles de balance de blancos en el lateral de la cámara

 

Para realizar un Balance hay que seguir los siguientes pasos:
Realizando el balance de blancos:
1.power on
2.selector iris automático
3.colocar la posición de luz corrspondiente (interior, exterior..o filtro si tuviera)
4.colocar un objeto blanco bajo las mismas condiciones de grabación, aproximarnos al blanco con el zoom de modo que cubra la mayor parte del encuadre
5.pulsar el botón de balance

Algunos ajustes de la cámara

Sensibilidad y ganancia

La señal de vídeo no es otra cosa que una corriente eléctrica de valor variable. Si la iluminación de la escena es tan baja que incluso abriendo el diafragma la señal no alcanza el valor deseado, esta puede ser amplificada electrónicamente. El problema es que cada vez que aumentamos la señal de forma artificial amplificamos el ruido de la imagen, lo que en vídeo se traduce como grano visible. Las posiciones de ganancia más usuales son Low, Medium y High que corresponden a los valores en decibelios que varían según el modelo. La posición correcta será 0db. Únicamente cuando no es posible iluminar la escena utilizamos la ganancia.

Obturador electrónico o shutter

Al grabar escenas que transcurren a gran velocidad los elementos aparecen difusos y sin nitidez. Para evitar este efecto y conseguir una imagen clara de un objeto que se mueve rápidamente, las cámaras de vídeo están equipadas con un obturador electrónico o shutter que control la cantidad de tiempo que el CCD está recibiendo luz. Cuanto mayor sea la velocidad de obturación más nítido se representará el movimiento, pero también será más oscuro el plano que grabemos.
Las velocidades de obturación se indican en fracciones de segundo.

Efecto velocidad lenta

Sonido
Cualquier cámara de vídeo da la posibilidad de capturar audio a través de dos canales, que llamaremos CH1 y CH2, si bien solo las de mayores prestaciones darán la posibilidad de ajustarlos por separado y de instalar micrófonos externos. Normalmente las conexiones son XLR de 3 pins en el mejor de los casos y RCA en las más económicas.
Es bueno acostumbrarnos a ajustar el volumen de micrófono durante la grabación, usar auriculares para no tener sorpresas y siempre recoger sonido aunque luego vayamos a sustituirlo por música o efectos ya que siempre estaremos a tiempo de quitar sonido pero nunca podremos recuperar algo que hemos dejado pasar sin capturar.
Es útil emplear el micrófono externo, porque nos permite acercarnos a la fuente sonora y que se recoja menos sonido ambiente. El resultado práctico es que en un primer plano visual, será combinado con un primer plano sonoro.

Cámara con soporte para micrófono