FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CONSTITUCIÓN DE

LA CONCIENCIA MORAL Y SUS CONTENIDOS

(I: LA HERENCIA GENÉTICA, EL APRENDIZAJE Y EL DESARROLLO PSICOLÓGICO)


mapa conceptual ayuda actividades enlaces y referencias el animal moral libertad y responsabilidad la conciencia moral desarrollo moral el acto moral existencia auténtica

Aunque no estamos determinados moralmente, ni por la biología, ni por nuestra psicología, ni por la sociedad en la que vivimos, la moral, tanto en su estructura como en sus contenidos, depende en cierta medida de estos factores. Vamos ahora a considerar en qué medida influyen sobre la misma:

El papel de la herencia genética se reduce a la transmisión de la estructura moral y de los mecanismos psicobiológicos del conocimiento y la regulación de acciones. Estos son, en gran medida, formales, es decir, se pueden rellenar con diferentes contenidos que deben extraerse de alguna otra fuente. La participación en la vida de un grupo social determinado proporciona estos contenidos. Pero no podemos olvidar que la acción humana está referida a la realidad, y esta referencia hace que los tipos de acción adecuados cambien cuando la realidad cambia. Las sociedades humanas crecen o se extinguen, compiten entre sí o se funden, se modifican en su contacto unas con otras a lo largo del tiempo. Estos cambios producen modificaciones en las conductas aceptadas por los distintos grupos humanos. De este modo, la historia completa el cuadro de los factores necesarios para explicar la adquisición de los contenidos morales.

Tienda de artesanía. Santiago Atitlán. GuatemalaEste carácter de transmisión genética de las estructuras y no de los contenidos no es exclusivo de la moral, y ni siquiera de la especie humana. La estructura básica que permite que se dé este fenómeno es la capacidad de aprendizaje. Los etólogos destacan la existencia en muchas especies animales de repertorios de conductas aprendidas, pero los seres humanos somos capaces de comportamientos aprendidos en una medida en que ningún otro animal lo es. Somos capaces de aprender a construir y usar instrumentos y herramientas complicados e inventar para ellos nuevos usos. Somos capaces de aprender lenguajes complejos que nos permiten describir situaciones, emociones y propósitos. Somos capaces, de aprender las reglas de organización del grupo en que vivimos, pensar sobre ellas y compararlas con las de otros grupos. El aprendizaje, el lenguaje y la cultura, son nuestros instrumentos de adaptación y las guías de nuestra conducta.

Vendedor de coco. Santiago Atitlán. Guatemala.Esta capacidad de aprendizaje tan desarrollada se basa en la complejidad única del sistema nervioso y del cerebro humanos, que nos hace capaces del manejo de conceptos generales aplicables a situaciones parecidas entre sí. Esta base biológica permite y determina la existencia de capacidades psíquicas que, aunque forman parte integrante del repertorio de capacidades humanas transmitidas genéticamente, pueden desarrollarse de distinto modo en cada individuo. Estas capacidades son lo que de la moral se hereda, y constituyen la estructura moral. Lo demás no está en los genes y dependerá del desarrollo personal y social de cada uno de los seres humanos. A partir de esto, tenemos que aceptar que la construcción de la moral de cada persona depende en gran medida de su desarrollo psicológico. Este hecho no ha pasado inadvertido a los psicólogos, los cuales han añadido a sus teorías sobre el desarrollo cognitivo y afectivo del individuo distintas teorías sobre el desarrollo moral.


Carlos Portillo Fernández.  correo
Última revisión: marzo de 2005