PAUTAS PARA ESTABLECER RUTINAS

 

Ventajas que ofrecen las rutinas:

  1. Planificar con antelación. Los hijos se sienten seguros sabiendo que todas las mañanas irán al colegio o que cuando vuelvan a casa después del colegio les espera la merienda. Es este sentido, la rutina les ayuda a programar sus actividades de antemano.

  2. Coherencia: Los niños prosperan más en un entorno sólido y coherente. Está claro que les gustan los cambios y las emociones, pero la rutina completa su profunda necesidad psicológica de estabilidad.

  3. Control: La posibilidad de elegir algunos aspectos de su rutina, por ejemplo, dejar que decida cuando quieren jugar o cuando leer un libro, permite a los niños tener, hasta cierto punto, control sobre su mundo.

 

PAUTAS

§         Establecer tiempos con el niño para jugar, hablar, pensar en los momentos mas adecuados del día de para hacerlo.

Dialogar significa que el padre o la madre también cuente lo que le ha ocurrido a lo largo del día (he discutido con mi compañero de trabajo), cuando pregunta a su hijo.

Acompañarle al parque a jugar, si le apuntan a algún deporte o actividad extra-escolar .

§         Explicándole que hay que dedicar tiempo a las tareas domesticas y que puede cooperar con la madre.

(Si se va a pasar dos horas diarias con el niño, explicarle que una hora si que se le va a dedicar).

§         Preguntarle por aquellas actividades que más le gusta realizar e intentar hacerlas con él.

§         Marcarle tiempos para hacer los deberes ( sentarse con él a hacer los deberes) (motivarle para que los haga). Por ejemplo, primero sentarse a hacer los deberes con el niño, después salir a jugar.

§         Marcar tiempos para ver la televisión o jugar a la videoconsola (en el caso de que la utilizase).

§         Indicar a que hora hay que salir de casa, a que hora hay que volver etc.

§         Los padres deben estar de acuerdo en las pautas y nunca discutir delante del hijo. No utilizar al hijo como arma arrojadiza. Será perjudicial para el niño, y se dará cuenta al final (Es que tu padre es muy malo... porque..)

 

CONSEJOS BÁSICOS.

§             Avisar con antelación cuando se produzca un cambio en la rutina para que el niño tenga tiempo de adaptarse a el.

§             Introducir cambios. Cuando más tiempo lleve establecida una rutina, más difícil les resultará a los hijos adaptarse a los cambio. Por ello es interesante introducir pequeños cambios de vez en cuando de forma intencionada.

§             No ser esclavos de las rutinas. Si llega un momento en que tanto los padres como los hijos terminan hartos de las viejas rutinas es hora de cambiarlas.

§             Acordar las rutinas: Al final del día hablar con nuestro hijo sobre la actividad que ha realizado.

§             Utilizar las rutinas en nuestro beneficio. Por ejemplo si sabemos que nuestro pequeño echa una larga siesta por la tarde, usemos ese tiempo en nuestro beneficio.

 

EJEMPLO DE UNA RUTINA DIARIA

§         Levantar al niño con suficiente antelación para que no vaya con prisas. Levantarle con una hora de antelación, de forma cariñosa y con paciencia.

§         Hacer pis, nada mas levantarse.  Después le ayudamos a lavarse las manos con jabón y luego la cara para ayudarle a despertarse.

§         Desayunar

Es importante hacer un buen desayuno, ya que es esta una de las comidas más importantes del día, que nos va ayudar a coger energías para continuar el día.

Es aconsejable que desayune leche (se debe consumir 3 veces al día lácteos: leche, yogur, quesos...), cereales y/o galletas; también se puede incluir un zumo natural.

§         Después de desayunar nos vestimos, y luego aseo personal ( peinarnos, lavarnos los dientes, etc.) antes de salir de casa. El niño se tiene que ir haciendo autónomo.

§         Acompañar al niño al Colegio.

§         Recogemos al niño del colegio.

§         Comida

a.      Nos lavamos las manos antes de comer

b.      Implicar al niño en las tareas de casa como por ejemplo poner la mesa (poner las servilletas, los platos, etc.) darle responsabilidades todo adecuado a la edad  y posibilidades de cada niño. Esta actividad es recomendable iniciarla desde que el niño tiene entre 18 meses y 2 años de edad aproximadamente, ya que a ellos les gusta participar en lo que ven hacer a sus madres.

c.      Establecer siempre el mismo horario de comida.

d.      Comer en la medida de lo posible toda la familia junta.

e.      Evitar en la medida de lo posible que el niño coma viendo la T.V .

f.        Fomentar el diálogo entre la familia, preguntándole al niño que ha hecho durante el día y que tal está.

g.      Fomentar que el niño adquiera poco a poco el hábito de comer solo, facilitándole los utensilios adecuados a su edad (cuchara, tenedor...) y el cuchillo (cuidado, dependiendo de la edad del niño) siempre supervisado por el adulto. Evitándole darle de comer.

h.     Evitar que el niño se levante de la mesa hasta que no haya acabado de comer.

 

§         Una vez que ha comido tienen que descansar, los niños menores de 5 años es aconsejable que se echen un rato de siesta para coger fuerzas y descansar aproximadamente 1 h. En niños mayores aunque no se acuesten es necesario que reposen un poco la comida.

§         Deberes: En niños menores de 7 años con media hora al día sería suficiente. A partir, de 7 años habría que aumentar el tiempo acercándose a la hora diaria hacia los 9 o 10 años. Esta actividad deberá estar el adulto con el niño hasta que el niño haya adquirido el hábito de hacer los deberes. De todas formas esta actividad una vez adquirido el hábito deberá ser supervisada por el adulto.

·         Es recomendable ponerse hacer los deberes todos los días a la misma hora.

·         1º hacer los deberes de una asignatura que le gusta al niño

·         Descansar 5 minutos.

·         2º hacer los deberes de una asignatura que no le gusta al niño o tiene más dificultad.

·         Descansar 5 minutos.

·         3º hacer los deberes de una asignatura que le gusta al niño. Y así sucesivamente.

§         Preparar la mochila del niño, con todos los materiales necesarios para el siguiente día (cuadernos, libros, lápices, pinturas, agenda escolar sí la necesitara, etc.). El niño es quien tiene que preparar sus cosas para adquirir responsabilidades, pero los adultos (hasta cierta edad) debemos supervisar esta actividad.

§         La merienda del niño se le dará sobre las 5 o 6 de la tarde, esto puede ser antes o después de hacer los deberes. Es recomendable que los niños merienden 1 pieza de fruta ya que hay niños que es posible que sea la única pieza de fruta que coman a lo largo del día, esto se le alternará con bocadillos variados y zumos, evitando en la medida de lo posible todo tipo de bollería industrial.

§         Una vez que el niño ha merendado, ha hecho los deberes es entonces cuando podrá ponerse a jugar, (primero tiene que cumplir con sus obligaciones y una de ellas es estudiar). Podrá jugar, ver la televisión, etc, hasta que llegue el momento del baño.

§         Sobre las 8:30 – 9h los niños menores de 6 años es el momento del baño. Se les habituará a bañarse todos los días a la misma hora, esta actividad debe hacerla el adulto. El baño servirá para relajar a los niños antes de acostarse, y crear una buena higiene corporal y bienestar personal.  En niños mas mayores esta actividad se podrá realizar sobre las 9-9:30 h.

§         Una vez que se han bañado, se les pone el pijama a los más pequeños. Los más mayores podrán hacerlo solos, y  posteriormente cenamos.

§         La cena,  deberá ser todos los días a la misma hora sobre las 9-9:30h. Después de cenar es aconsejable  tomar  un vaso de leche caliente (le ayudará a coger el sueño).

§         Lavarse los dientes después de cenar .Esta actividad tiene que estar supervisada por el adulto. La edad adecuada para introducir el habito es alrededor de los 2 años.

§         Una vez lavado los dientes, el niño  va al baño hacer pis y a la cama a dormir.

§         El adulto una vez que el niño está en la cama puede leerle un cuento para que coja el sueño.  Siendo aconsejable que el niño se acueste todos los días a la misma hora. Y que duerma entre 10 y 11 horas diarias los niños menores de 6 años, luego esas horas de sueño van disminuyendo. Los niños tienen que descansar para coger fuerzas para el día siguiente.

§         El adulto debe obligar al niño a acostarse pronto. Los niños deben estar acostados antes de las 10 de la noche.

§         Se evitará que el niño vea la TV por la noche.  (Así como tener TV en la habitación del niño, play-station, etc.) para evitar que se suben a dormir y luego se pongan  a ver la TV o jugar a la play-station.

 

BIBLIOGRAFÍA

§         “La educación de nuestros hijos”

Varios Autores

Dirigido por Josefina Aldecoa

Ediciones Temas de Hoy

Madrid, 2001

§         “Portarse bien”

Stephen Garber

Ediciones Médicis

Barcelona 2004

§         “Entender a su hijo”

Dr. Richard C. Woolfson

Ediciones Parramón

Barcelona, 2004

§         “Rutinas diarias”

Mª Cruz Herrero García

Concepción Moreno Mora