4.3 El comercio.

Conceptos
El Comercio en el mundo

1 Conceptos

El comercio nació de la necesidad de la población de cubrir todas sus necesidades con bienes que no producían ellos mismos; ello llevó a un intercambio de bienes entre personas o estados para satisfacer completamente esas necesidades. Hasta el abaratamiento y mejora de los transportes, el comercio se limitaba a realizarse con las zonas más próximas, a excepción de los productos caros cuyo transporte y posterior venta si resultaban rentables. Las grandes transacciones comerciales se realizaban en ferias (una vez al año), mientras que menores volúmenes de ventas se realizaban en los mercados, de periodicidad semanal y cuya celebración se hacía en las localidades más importantes. A partir de la Revolución Industrial, con la transformación de los medios de transporte, los intercambios comerciales entre lugares alejados se incrementaron.

Dependiendo del alcance de los flujos comerciales, se pueden distinguir entre comercio interior, que es aquel que se desarrolla entre personas residentes en un mismo Estado, por lo que se rigen por una misma legislación mercantil y utilizan la misma moneda, y comercio exterior, que es el que se realizan entre dos Estados diferentes. 

a) Comercio Interior.

La distribución de productos en el interior de un país se hace a través de redes de establecimientos comerciales que dependiendo del consumidor al que se dirijan podrán ser minoristas, si su venta va destinada al público en general, o mayoristas, que son lo encargados de la venta de las mercancías entre los minoristas. A su vez los minoristas se pueden clasificar dependiendo de su tamaño, en pequeño comercio (que suele ser especializado), o grandes superficies comerciales que ponen a disposición del público cualquier producto.

b) Comercio Exterior.

Es el realizado entre distintos Estados, debido a las diferentes producciones de bienes y servicios que se realizan en cada uno de ellos de acuerdo a condicionantes físicos y humanos. La compra de productos en el extranjero constituyen las importaciones, mientras que la venta de producto nacional a otros países forma las exportaciones. La diferencia entre el valor de los productos exportados (que constituyen ingresos para el país) y los importados (que constituyen gastos) se denomina Balanza Comercial. Si al intercambio de bienes materiales les incluimos cualquier otra transacción económica realizada entre países, como los generados por la prestación de servicios a extranjeros (el turismo por ejemplo), las transferencias realizadas por los emigrantes y los inmigrantes, las inversiones de unos países en otros, etc., obtendremos la denominada Balanza de Pagos, que no es más que el cálculo del flujo monetario existente entre dos países. La balanza de pagos puede ser deficitaria si los ingresos de capitales procedentes del extranjero han sido menores que las salidas de estos hacia el exterior., o bien puede ser positiva si se ha ingresado más de lo que se ha gastado.


BC = Ex – Im

BP = BC ± otros flujos económicos

2. El comercio en el mundo

Se denomina flujo comercial a las corrientes de bienes transportados desde un punto de origen (lugar de extracción o producción) hacia un punto de destino (consumidores), pudiéndose ser estos flujos de materias primas o de productos elaborados. Los flujos monetarios son las corrientes de divisas que circulan para efectuar los pagos de esos productos.

El comercio internacional está dominado por los países desarrollados, que controlan la mayoría de los intercambios. Así el 80 % de los productos elaborados que se mercadean en el comercio internacional proceden de los países desarrollados. Por el contrario, los países del Tercer Mundo, dominan en mercado de las materias primas y los productos energéticos. En cuanto a los ingresos producidos por este comercio, los productos elaborados generan mayor valor que las materias primas, por lo que las zonas más desarrolladas obtienen mayores beneficios de los intercambios comerciales.

La tendencia mundial en el comercio es la Globalización o Mundialización, esto es, la apertura de los mercados a escala mundial generadores del libre comercio entre naciones. Para ello se han seguido negociaciones internacionales en el marco de la Organización Mundial del Comercio sobre distintos productos que han sido recogidas en los acuerdos y normas jurídicas mediante las cuales, los Estados firmantes han ido eliminando las medidas proteccionistas que imponían a las mercancías extranjeras para evitar que les hicieran la competencia a las nacionales. La Organización Mundial del Comercio (OMC-WTO) es una organización internacional creada en 1995 y sucesora del Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), cuya misión es la de regir el comercio entre países. Desde el origen del GATT, en los años 50 hasta nuestros días ya en el seno de la OMC, el comercio internacional ha evolucionado de una manera importante, así pues, las exportaciones de mercancías han registrado un aumento del 6 por ciento anual.

Históricamente se han ido alternando momentos en los que dominaba el libre comercio (librecambismo) con otros momentos en los que se planteaban trabas al tránsito de mercancías por el territorio (proteccionismo).

Esta globalización de la economía en la que estamos inmersos hoy en día, ha producido a escala mundial la concentración de las empresas, desapareciendo las menos productivas y desarrollándose enormes multinacionales extendidas por todo el mundo, entre las que controlan una gran parte del mercado. Por otra parte, esta globalización ha permitido la reubicación mundial de las industrias, trasladándose a países menos desarrollados aquellas industrias que necesitan mucha mano de obra o que son muy contaminantes.

Además de los acuerdos mundiales, también se han producido otros a escala regional entre países próximos para favorecer los intercambios mutuos. Una asociación comercial y económica comenzó siendo lo que hoy es la Unión Europea. Otros ejemplos son el tratado de Libre Comercio entre México, EE.UU. y Canadá; la Asociación Económica Centroamericana, la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, etc. En todos los casos se comenzó desarrollando la integración económica mediante la supresión de las trabas aduaneras, la especialización de cada país en aquellas producciones que les son más rentables y la defensa común de los productos interiores frente a los de terceros países. De todos los intentos de integración mundiales, uno de los más satisfactorios ha sido el europeo, cuya integración económica se ha completado surgiendo una moneda común y derivando en la actualidad hacia una integración política.